DETECCION DEL REPILO INCUBADO

Como detectarlo a tiempo.

Suministros agrícolas.

DETECCIÓN DE REPILO INCUBADO EN OLIVAR: MÉTODO DE LA SOSA

Con la previsión para los próximos días de bajadas generalizadas de las temperaturas que irán acompañadas por una inestabilidad atmosférica, debemos de tomar las medidas oportunas para valorar la presencia de Repilo (Spilocaea oleaginae) en nuestros olivares.

Para ello, debemos de observar la presencia de hojas con Repilo, es decir, hojas con manchas circulares oscuras y con un cerco amarillento. Existen otras hojas que están afectadas por la presencia de este hongo y que todavía no han exteriorizado su incidencia sobre la hoja, pero que en condiciones favorables de humedad y temperatura, llegado el otoño o primavera principalmente, pueden desarrollarse haciéndose visible las manchas típicas circulares. Es lo que se conoce como Repilo incubado o latente. Para comprobar la presencia de estas infecciones latentes, existe un método que posibilita un diagnóstico rápido de la enfermedad, antes de que aparezcan los síntomas externos, para ello:

  • se sumergen las hojas a analizar en una solución de hidróxido sódico (sosa cáustica) al 4-5%, dejándolas durante unos 25 minutos,

  • a medida que se vaya alcanzando este periodo de tiempo irán apareciendo manchas más o menos circulares de color negro en el haz o en el nervio central del envés de las hojas.

  • Debemos evitar las hojas muy jóvenes (en formación) ya que pueden dar falsos positivos. También pueden dar falsos positivos hojas con heridas o dañadas.

Procedimiento.

Importante: La sosa cáustica es corrosiva y puede provocar quemaduras. Usar guantes y pinzas y manejar con cuidado, evitando las salpicaduras especialmente en los ojos.

Recordar que para que la infección tenga lugar es necesaria la presencia de conidias de este hongo en un ambiente con una humedad relativa elevada o agua libre sobre las hojas y que la misma permanezca por un periodo superior a 4 horas, acompañado de una temperatura óptima de 14-16 oC.

Fuente por 2GO

Generación Carpófaga Prays Olivo

La tercera y última generación de prays se llama Carpófaga, es la que ataca directamente al fruto recién cuajado. Los huevos son puestos en el cáliz del fruto, la larva cuando aviva se introduce inmediatamente en el cáliz del fruto. En esta penetración es cuando se provoca la caída del fruto conocida como caída de San Juan, el tamaño del fruto es algo mayor  que un grano de pimienta. La caída de aceituna en esta época no hay que atribuírsela sólo al prays, el olivo en este momento regula la cantidad de fruto cuajado desprendiéndose de las que no va a poder engordar. El fruto que no ha sido desprendido por la entrada de la oruga permanece agarrado al árbol durante todo el verano, la larva completa su desarrollo en la almendra del mismo, en el interior del hueso. En estas aceitunas a finales de septiembre la oruga hace una nueva galería de salida que produce una segunda caída, caída de San Miguel, ésta caída es el daño directo más importante que provoca el prays, pero el lugar donde vive la larva hace que sea difícil llegar con los insecticidas. Por ello de la importancia de controlar esta plaga antes de que entre.

RECOMENDACIÓN PARA TRATAMIENTO DEL MES DE FEBRERO

Debido a las temperaturas tan primaverales que estamos teniendo en esta época este año, hay buenas condiciones climáticas favorables para el desarrollo de repilo en el olivar. Por este motivo aconsejamos que se realicen ya tratamientos foliares con productos cúpricos y fugicidas sistémicos para evitar la implantación del hongo y controlarlo en el caso de que ya hubiera. También es aconsejable acompañar el tratamiento con abonos foliares ricos en potasio. 

El tratamiento sería FUNGICIDA+ FUNGICIDA SISTÉMICO+ABONO FOLIAR RICO EN POTASIO

También queremos informar a todos nuestros clientes que aún no han abonado debido al tiempo, que no se impacienten, ya que en este mes de febrero y mes de marzo podemos nutrir nuestra planta sin ningún problema, utilizando abonos de asimilación más rápida e igual de eficaces para el cultivo. Queremos que entiendan de la GRAN IMPORTANCIA que es nutrir bien nuestro olivo para no deteriorar su bienestar y que no se vea afectada la cosecha, por este motivo la GRAN IMPORTANCIA DE ABONAR.

¿ QUÉ RECOMENDAMOS ESTE MES PARA MEJORAR NUESTRO CULTIVO?

Continuar leyendo «RECOMENDACIÓN PARA TRATAMIENTO DEL MES DE FEBRERO»

Recomendación tratamiento foliar en el mes de junio

En esta fecha el fruto empieza a engordar y por ello tenemos que aportar foliares ricos en potasio, para mejorar el tamaño y la calidad del fruto,  complementándolo con aminoácidos o algas marinas  y veneno si fuera necesario, ya que tenemos que proteger al máximo el fruto.

También hay que resaltar la importancia del calcio, ya que favorece la división celular, da consistencia al fruto, aumenta la elasticidad de los tejidos favoreciendo el engorde y aumenta la capacidad de la planta para mantener el jugo del fruto.

¿ qué recomendamos en este mes, para mejorar nuestro cultivo y fruto?

Continuar leyendo «»

Fisiopatía por golpe de calor

Durante este verano, visitando algunas fincas, hemos observado en la aceituna una coloración oscura y las típicas «gotitas» , sin observarse rotura ninguna del fruto, esto es debido a una FISIOPATÍA POR GOLPE DE CALOR.

No es ninguna enfermedad, son casos aislados, hemos encontrado 1 olivo de vez en cuando en donde alguna de sus ramas presentaba esta anomalía, causada por las condiciones climáticas tan adversas que hemos tenido durante el verano.

Fisiopatía por golpe de calor             

 

Fisiopatía por golpe de calor

 

Acariosis en olivar «Aceria oleae»

Los eriófidos es una plaga que produce la acariosis,  aparece por cambios en el cultivo como puede ser por el riego continuado y excesivo, el abonado o por tener la plantación muy densa entre otros.

En nuestra zona se han encontrado cuatro tipos de eriófidos, necesitamos una lupa de gran aumento para poder observarlos.

Normalmente suelen salir en estaciones del año con temperaturas suaves como primavera y otoño y coincidiendo con el crecimiento del olivo ya que se alimentan de tejidos tiernos, formándose colonias en las hojas más jóvenes y en yemas.

Producen deformaciones en el fruto, en las hojas, aborto de las yemas nuevas, retrasa el crecimiento y deformación de la planta dando al olivo afectado un aspecto feo. Tanto el calor o el frío les afecta considerablemente.

Para realizar un tratamiento efectivo debemos utilizar Azufre mojable y abacmectina,  hay que tratarlo en floración antes de que cause las primeras deformaciones en la planta y en otoño.  Debemos asegurarnos que los productos se encuentren autorizados por el ministerio.

Con respecto al azufre mojable hay que tener en cuenta de no utilizarlo con temperaturas superiores a 30Grados  ya que podemos crear fitotoxicidad en la planta.